Las orquídeas tienen sus exigencias

La orquídea es una hermosa flor que se distingue por su variedad, elegancia y fragancia. Es especialmente bella pero exige ciertos cuidados para garantizarles larga vida y puedan brindar alegría, satisfacción y hasta amor a quienes la poseen o la admiran.

Es probable que por primera vez asumas el reto de cuidar una orquídea, por ello lo más importante es elegir la orquídea adecuada, la más fácil de cuidar, como por ejemplo la Phalaenopsis, capaz de mantenerse en casa a una temperatura promedio y una luminosidad media. Su larga floración se da durante varios meses y sus flores brotan con mucha facilidad.

 

El sitio ideal en casa

Considerando que has elegido la Phalaenopsis, esta especie no requiere de luz directa por lo que puede colocarse alejada de las ventanas, incluso si los días son muy calientes, es preferible tomar en cuenta esta posición. La temperatura ideal para mantenerla es entre 17°C y 23°C. Toma en cuenta un sitio donde la luz directa del sol no caiga sobre ella.

Por lo bella de su flor normalmente la usamos como parte de la decoración; pero has de tener en cuenta que el lugar en que la ubiques debe ser estacionario, no es recomendable moverla constantemente.

Cuidados básicos

A diferencia de otras flores la orquídea no puede ser regada a diario, habrá que regarla una vez a la semana. Es importante dejar que la tierra se seque entre riego y riego. Procura no mojar las hojas directamente, utiliza un vaporizador con agua no calcárea y no mojes el corazón de las hojas, si esto sucede sécalas inmediatamente con un paño limpio. Puedes humedecer las raíces sumergiendo la base de la planta en un envase con mucha agua, se deja en remojo unos minutos y esto lo haces una vez a la semana.

El abono especial para orquídeas se debe incorporar una vez cada quince días para garantizar los nutrientes que necesita. En cuanto a su trasplante realizarlo cada dos años es suficiente siempre utilizando el compuesto especial para orquídeas.

No olvides revisar sus hojas periódicamente. Las sanas suelen ser más brillantes, las que tienen un color verde oscuro exige mayor luz y si tienen una tonalidad rojiza han recibido demasiada luz. Con manchas negras el sol las dañó.

La especie Phalaenopsis puede vivir hasta 20 años si está bien cuidada. A la primera señal de deterioro cámbiala de lugar y dale lo que pide. Las orquídeas son muy agradecidas, además de todos estos cuidados no olvides darle mucho amor.

Publicado en Ecología

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*