Escoger bien el calzoncillo

Suelen ser más frecuentes los artículos dedicados a las prendas femeninas, tendencias, recomendaciones, usos, etc., sin embargo, son pocos los que ofrecen información acerca del calzoncillo, una importante prenda masculina que ha revolucionado el mundo de la moda y ha ganado un sitial de honor en el hombre. Ya no se elige cualquier calzoncillo, hay todo un proceso detrás de esta decisión.

La función principal de un calzoncillo es proteger la zona íntima del hombre; es decir, sujetar y proteger los testículos y para ellos debe ser una prenda cómoda, que otorgue libertad de movimiento y que no cause molestia a la zona genital.

El calzoncillo ideal

El calzoncillo como ya dijimos tiene el objetivo de cuidar una zona determinada del cuerpo del hombre. En este sentido,  es necesario destacar que los testículos son la única parte masculina que debe mantener una temperatura inferior a la del cuerpo humano, es por ello que se encuentran aislados en las bolsas escrotales que producen los espermatozoides y someterlos a una alta temperatura puede influir en la calidad del esperma.

Claro, un tipo de calzoncillo como los slips pueden elevar la temperatura pero no hará infértil al hombre, solo reducirá su cantidad de esperma. Lo recomendable es usar unos calzoncillos no ajustados que permitan circulación de aire, menor posibilidad de elevar la temperatura y mejores condiciones de movimiento, evitando roces o infecciones. En cuanto al tejido se recomienda usar calzoncillos de fibras naturales como el algodón sobre aquellos de tejidos sintéticos que provocan mucha humedad e impiden la adecuada respiración de la piel.

Tipos de calzoncillos

La ropa interior masculina puede agruparse en cuatro grupos:

  • Slip: aunque es el menos indicado es el que mayoritariamente usan los hombres porque destacan la anatomía humana. Se ajusta mucho a la piel, provocando presión en los testículos, lo cual eleva su temperatura y reduce la producción de espermas, sin olvidar la excesiva sudoración en esta zona que puede ser causa de infecciones. Son los menos indicados.
  • Bóxer: son holgados, aireados, sueltos y ofrecen comodidad. Se tiene una gran variedad de diseños por lo que cada uno encontrará el que mejor le ajuste. No se recomienda para hacer ejercicios pero si para el uso normal y frecuente.
  • Bóxer-slip: un paso intermedio entre ambos modelos. Se recomienda para realizar ejercicios y su uso debe evitarse en los días de mucho calor; ya que el pene y los testículos queden totalmente pegados y ajustados al cuerpo.
  • Long Jhon: va desde la cintura hasta los tobillos, son muy largos e igual de ajustados que los slip.
Publicado en Ocio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*