Algunos problemas que puede causar impotencia masculina

problemas ereccionLa erección es provocada por un estímulo, que a su vez proporciona una excitación, mandando al cerebro una determinada señal. La aparición en el mercado de pastillas como Kamagra, ha facilitado esta situación.  Este hecho origina que las arterias del pene aumenten, de forma que el flujo sanguíneo se vea incrementado. Al llegar la sangre a los tejidos cavernosos, hace que el pene aumente su tamaño y aparezca la erección. Cuando el volumen de sangre en estos tejidos no llega a ser suficiente, los problemas para conseguirla erección aparecen, dando lugar a la impotencia o disfunción eréctil. Esta impotencia sexual o disfunción eréctil, suele ser ocasionada por dos motivos concretamente; uno por causas físicas y el otro por causas psicológicas.

Causa físicas que provocan impotencia sexual

Asimismo, dentro de las causas físicas que pueden provocar una disfunción eréctil, podemos destacar las más comunes:

  • El uso de determinados fármacos.
  • Problemas hormonales.
  • Fallos en el sistema nervioso.
  • Diabetes y problemas vasculares.
  • Adicciones al alcohol y drogas o problemas de obesidad.

Impotencia sexual por motivos psicológicos

Entre las causas psicológicas que pueden derivar en un cuadro de impotencia, podemos encontrar distintos factores como los que presentamos a continuación:

  • Problemas de pareja.
  • Depresión, estrés o miedos existenciales.
  • Miedo al fracaso o ridículo durante la relación sexual.
  • La ansiedad es una de las causas más comunes
  • Traumas sufridos en anteriores relaciones.

Disfrutar de una vida sexual sana y saludable

Para disfrutar de una vida sexual sana y saludable, podemos recurrir a las pastillas citadas anteriormente, disponibles en el mercado, estando a nuestro alcance de una forma discreta y sencilla. Los efectos de estos fármacos suelen aparecer a la hora más o menos de haberse producido la toma, teniendo una duración de entre 4 y 6 horas. Los resultados visibles, nos permitirán disfrutar del acto sexual de forma duradera, una erección estable y permanente, gozando y haciendo gozar a nuestra pareja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*